La lucha por el aborto en Chile

La lucha por el aborto en Chile

Blog POR Clara González

Santiago de Chile, lunes 21 de agosto de 2017. Es pleno invierno en el hemisferio sur pero el día está soleado y decenas de mujeres y organizaciones feministas una vez más se aglutinan con pancartas y consignas proaborto a las afueras del Tribunal Constitucional, para algunos una verdadera tercera cámara legislativa. Después de una larga batalla para que se despenalice la interrupción del embarazo, hoy se libra aquí una contienda importante. Al frente, detractores del aborto abuchean y ejecutan escenas teatrales con un muñeco simulando una guagua (en mapudungún, el idioma mapuche, «bebé») mientras que por unos altavoces suenan los latidos de un feto.

Durante más de dos años, escenas similares se han ido sucediendo en las calles y en los espacios institucionales como la Moneda y el Congreso; ubicado en Valparaíso a instancia de Augusto Pinochet, quien durante casi veinte años gobernó Chile con mano de hierro. Tras el plebiscito nacional de 1988 en que ganó el “NO” y que supondría la salida del dictador, el aparataje legislativo fue acicalado de manera tal que nada escapara al paradigma de valores que la dictadura había instalado tras el golpe de 1973. Así, el aborto, que durante casi cuarenta años había estado permitido al menos en su modalidad “terapéutica”, pasaba a estar estrictamente proscrito en cualquier circunstancia y Chile entraba en la lista negra de países en los que la interrupción del embarazo está absolutamente prohibida. El Vaticano, Malta, Nicaragua, República Dominicana y El Salvador son los otros cinco países que completan el índice.

IMG 2304

El aborto en tres causales, proyecto estrella de la presidenta Bachelet, es en realidad una ley de mínimos que despenaliza el aborto únicamente en tres supuestos: cuando el embarazo ponga en riesgo la vida de la mujer, en caso de inviabilidad fetal y en el supuesto de violación. Precisamente esta última causal, la única que verdaderamente tiene en consideración el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo, es la que más polémica ha suscitado entre grupos conservadores.

De acuerdo a datos oficiales, en Chile se practican anualmente más de 30.000 abortos clandestinos (70.000 según organizaciones feministas) y más de 100 personas al año son formalizadas por delito de aborto provocado, penalizado con hasta cinco años de prisión. Mujeres y niñas chilenas de escasos recursos ponen en riesgo su salud y su vida a través de precarios procedimientos, mientras que en clínicas privadas se realizan interrupciones de embarazo con toda garantía a quienes sí cuentan con los medios materiales. A finales de 2014 la ministra de Salud, Helia Molina, declaró en una entrevista: “En todas las clínicas cuicas de este país muchas de las familias más conservadoras han hecho abortar a sus hijas. Las personas con más dinero no requieren de leyes, porque tienen los recursos”. La ministra salió del gabinete de Gobierno horas después.

IMG 2303

Ya es casi mediodía en Santiago y la tensión y la impaciencia van creciendo entre el gentío apostado a las puertas del Tribunal Constitucional. Los magistrados llevan más de dos horas reunidos deliberando sobre la impugnación presentada por la coalición de derecha Chile Vamos en contra del proyecto de aborto en tres causales que, a pesar de contar con mayoritario apoyo de la ciudadanía, lleva dos años bloqueado viviendo peripecias entre instancias legislativas y comisiones varias desde que fuese ingresado a comienzos de 2015 por el Gobierno de Michelle Bachelet.

Ubicado en el casco histórico de la ciudad, el máximo órgano jurisdiccional dista apenas unas cuadras de la Plaza de Armas, antigua kancha inca sobre la que los españoles dejaron marca de un pasado colonial. Presidiendo la plaza nos encontramos la Catedral Metropolitana de Santiago, el templo más importante de la religión católica en Chile. Desde la conquista en 1540, la Iglesia ha sido un actor imprescindible para entender la historia del país, a pesar de que Chile es un Estado laico desde que en 1925 se decretase la separación Iglesia-Estado. Muy lejanos son ya los tiempos en los que a través de la Vicaría de la Solidaridad la Iglesia actuaba como un firme defensor de los derechos humanos.

Hoy día, atrincherada en un conservadurismo extremo, la Iglesia chilena ha sido capaz de presionar en temas tan relevantes como el matrimonio homosexual, la eutanasia, el uso de anticonceptivos o el aborto. Luego de que el tema fuese instalado definitivamente en la agenda política, la Iglesia emprendió una serie de campañas implacables en contra del proyecto. Al respecto, la Conferencia Episcopal se despachó de forma tajante señalando que la ley “ofende la conciencia y el bien común de los ciudadanos”.

IMG 2306

Frente a la férrea oposición de las fuerzas conservadoras, se alza la incansable lucha de las feministas chilenas, grandes protagonistas del proyecto. Entrenadas en tiempos de dictadura, durante décadas se han organizado, siendo clave en la movilización por el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo. Desde las calles hasta las instituciones, empapelando las avenidas con mensajes subversivos, siempre presentes en cada espacio, en cada comisión (generalmente compuesta por hombres) donde se tramitaba el proyecto, interponiendo recursos, presionando a los políticos de turno, convocando marchas masivas a las que han llegado más de 40.000 personas. Batucadas, bailes, cánticos, cuerpos pintados frente a La Moneda, pancartas y desfiles, un carnaval de la lucha feminista. Chile es el país de la alegre rebeldía.

Son ya casi las 2 de la tarde cuando se conoce el resultado final. Tras haber escuchado a 135 organizaciones y recibir más de 200 informes, por un voto de diferencia el Tribunal Constitucional ha rechazado el requerimiento que pretendía declarar inconstitucional el proyecto de interrupción del embarazo en tres causales. Lágrimas, abrazos, clamores, aplausos, la emoción acapara este momento que ya se siente histórico. Se acaba de reconquistar un derecho mínimo, Chile sale de la lista de la vergüenza. “Ahora vamos a por el aborto libre”, se escucha entre la multitud.

IMG 2308


**El pasado domingo 17 de diciembre se celebraron elecciones presidenciales en Chile. Ganó la derecha con el gobierno de Sebastiàn Piñera. Quizá por presiones de la ultraderecha que votó por él, la legislación del aborto se revise.

Más en el Blog

Julia de Castro: “La promiscuidad se vive diferente en cada género”

Julia de Castro: “La promiscuidad se vive diferente en cada género”

Blog POR Carolina Espinoza

Julia de Castro, 50% del dúo De La Puríssima. Inquieta, multidisciplinar y siempre pensando en nuevos proyectos. Así es Julia de Castro de De La Puríssima, banda mitad jazz y mitad cuplé, con letras muy cañeras.

Otras formas de ser hombres son posibles

Otras formas de ser hombres son posibles

Blog POR Coral Herrera Gómez

Nunca me enseñaron a poner palabras a mis sentimientos, así que me cuesta mucho nombrar mis emociones y expresarlas. Me cuesta desnudarme y compartirme, me cuesta mostrar mi vulnerabilidad.

El culo es político

El culo es político

Blog POR Javier Sáez y Sejo Carrascosa*

Cuando se trata de la injuria, entramos en el terreno de la política. Nuestra reflexión parte de ahí, de una pregunta sencilla pero importante: ¿De dónde viene la carga de ese insulto que escuchamos casi todos los días?

Como prácticamente todas las Webs utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios para mejorar tu  experiencia de navegación.
Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.