Figuras de los ochenta (1) Warhol y Beuys

Figuras de los ochenta (1) Warhol y Beuys

Blog POR Kevin Power

Ajoblanco nº 51, 04.1993

Es obvio que los ochenta son años demasiado recientes aún como para saber con certeza quiénes sobrevivirán como sus "figuras" en la historia. Sin embargo, muy pocos negarán el papel central jugado por estos cuatro artistas: Warhol, Beuys, Polke y Richter. En este capítulo trataremos los dos primeros, especialmente Beuys.

La som­bra de Warhol se proyecta por todas partes a lo largo de los ochenta -en su narcisismo, en su obsesión por el esta­tus de estrella, en su renovado interés por lo conceptual, en su fascinación por los conceptos de apropiación, simula­ción y artículo de consumo, en su abandono definitivo de las distinciones entre "alta" y "baja" cultura y en las actitudes subyacentes en el proyecto de la Factory.
Nadie discutirá que el impacto omni­presente de Warhol ha sido enteramen­te asimilado y discutido. Es por tanto de mayor interés el dedicar este artículo a una de las primeras figuras, Joseph Beuys, quien ha adquirido una altura mítica similar a la del mismo Warhol, aunque la corriente de sus ideas no sea tan conocida.

Captura de pantalla 2017 08 18 a las 11.29.28Andy Warhol: Joseph Beuys al polvo de diamante, 1980

El tema central de su obra es el hombre, y exige un concepto antropológico del arte en el que el término arte se refiera a facultades creati­vas universales. La creatividad, dice, nos pertenece a todos y el concepto de arte es aplicable a la labor humana en general.

Este "amplio concepto del ar­te" se convierte para él en el principio básico de la existencia. Esto le lleva a lo que él llama su Escultura Social, a la que da una definición de vasto alcance. ¡El pensamiento humano es escultura realizada dentro de la persona! Beuys desarrolla esta idea más detalladamente en Talks on my Own Country  (Charlas sobre mi propio país, 1985) donde afir­ma:

"Mi camino fue a través del len­guaje, lo cual es bastante extraño; no partió de lo que se conoce como el ta­lento artístico. Como muchos ya saben, empecé estudiando ciencias, y al hacer­lo me di cuenta de una cosa. Me dije a mí mismo: quizás tu potencial se en­cuentra en una dirección que requiere algo muy distinto a la habilidad para convertirte en un buen especialista en un campo u otro. Lo que puedes hacer es proveerte de ímpetu para la tarea de confrontar a la gente en conjunto. La idea de un pueblo está ligada de forma muy elemental a su lengua. Tenlo en cuenta. ¡un pueblo no es una raza! La creencia de que ésta era la única forma de trascender sobre los impulsos racis­tas, los pecados abominables, los in­descriptibles estigmas negros (sin per­derlos nunca de vista) me ha llevado a un concepto de la escultura que se ori­gina en el discurso y el pensamiento, que aprende a través del lenguaje a formar conceptos que pueden y le da­rán forma a la emoción y el deseo. Si no flaqueo, si me identifico estricta­mente con esta corriente, entonces las imágenes que encarnan el futuro ven­drán a mí, y los conceptos tomarán forma".

Beuys entendía la pintura como la base de su trabajo. "Yo llamo a todo pintura", dijo alguna vez. Pintó con sangre, caldo de carne, zumo de frutas, zumo de verduras, café y agua empozada. Su estudio era un laboratorio donde producía "informes de investigación"

Captura de pantalla 2017 08 18 a las 11.37.29Joseph Beuys. Partitur, 1966

"No importa si la mayor parte tropecé con resistencia o insultos. Creo que el hombre que protesta ha dado el primer paso para convertirse en un hombre de acción, un hombre revolucionario"

 

Próxima entrega viernes 1 de septiembre: Figuras de los ochenta (2) Polke y Richter / Ajoblanco nº 53, 06.1993

Ver en Issuu

Adjuntos

Más en el Blog

Los tiempos sí cambiaron

Los tiempos sí cambiaron

Blog POR Pepe Ribas. Mayo de 2021.

Por fin una exposición del underground y de la contracultura de los años 70 en Catalunya. Fueron unos años de creatividad desbordante, sin cánones impuestos, vividos al margen de prebendas, partidos e instituciones. Las incoherencias del régimen franquista en su decadencia, la persecución centrada en los partidos políticos marxistas e independentistas, y la distancia geográfica que nos alejaba del centro neurálgico del poder, posibilitaron unas grietas por las que se coló una parte de la juventud inquieta y conectada con las corrientes contraculturales que llegaban de fuera.

Rosal en Taita

Rosal en Taita

Blog POR Antonio Otero García-Tornel

Jaime Rosal era un tipo raro. Traducía a los franceses de la Ilustración (una gauche divine más bien olvidada), decía lo que pensaba y fumaba en pipa con delectación.

Underground: Barcelona contraataca

Underground: Barcelona contraataca

Blog POR Miquel Molina

El Palau Robert prepara una exposición que reivindica la contracultura de los setenta.